telegrama de despido preguntas frecuentes, abogado despido, Qué hacer ante un despido

Telegrama de Despido | Preguntas Frecuentes

¿Qué hacer ante un telegrama de despido?

¿Qué hacer ante un despido?

Los despidos suelen caer como balde de agua fría. La sorpresa desagradable puede borrar de tu mente todo lo que sabías acerca del accionar ante un despido. O tal vez sea la primera vez que pasás por una situación así. De cualquier manera, es importante tener bien presente qué hacer ante un despido para no cometer errores. A continuación, las preguntas más frecuentes acerca del telegrama de despido.

¿Qué hacer ante un despido? – Ley 20.744

La ley que regula lo relacionado a despidos es la 20.744, o el régimen de Contrato de Trabajo. Se compone de 277 artículos y su última actualización fue en 2016. A rasgos bien generales, la ley establece que, ante un despido, el trabajador debe ser notificado por escrito y el motivo del despido debe estar aclarado. Si el empleador no establece un motivo, se considera un despido sin causa y al empleado le corresponde indemnización.

¿Qué hacer ante un despido? – Casos particulares

Comunicación del despido

Como mencionamos antes, el despido debe ser comunicado por escrito. Si recibís un telegrama de despido, debés contestarlo inmediatamente. De lo contrario, cualquier causa que use el empleador para despedirte puede considerarse como válida ante tu silencio. En este caso, “el que calla otorga” reza el viejo refrán.

Si el telegrama de despido no indica el motivo de tu despido, igual es válido. En este caso te corresponde indemnización dentro de los cuatro días posteriores al despido.

No es válido rechazar el telegrama en el domicilio de entrega. El mero envío del telegrama al domicilio consignado por el trabajador se considera como prueba suficiente de notificación de despido.

En caso de que tu empleador te diga que no vayas más a trabajar, se consideraría un despido de palabra. Tenés que enviar un telegrama gratuito a tu empleador pidiéndole que aclare tu situación laboral por escrito. El texto básico a enviar es: “Frente a negativa de tareas, intimo aclare mi situación laboral bajo apercibimiento de considerarme despedido por su exclusiva culpa”. Mientras tanto, tenés que seguir yendo a trabajar. El despido de palabra, reiteramos, no es válido: el empleador siempre debe comunicarlo por escrito.

Trabajo no registrado

En caso de que trabajes en negro, tu empleador no te despedirá por escrito ya que implicaría reconocer una relación laboral. Tenés que intimarlo por medio de un telegrama gratuito para que te inscriba y pase a ser trabajo registrado, o en blanco.

Otras situaciones

Si llegás a tu lugar de trabajo y te impiden la entrada, tenés que mandar un telegrama intimando a que te dejen entrar a trabajar. Si no lo hacen, podés darte por despedido. Así lo indica el artículo 246 de la Ley 20.744.

En caso de que te dejen entrar y no te hayan comunicado tu despido, pero no te den tareas, tenés que hacer lo explicado en el párrafo anterior.

Cuando se habla de “darte por despedido”, significa que podés reclamar una indemnización por despido sin causa.

¿Recibiste un telegrama de despido?

Podemos ayudarte.

Es importante consultarnos a tiempo para diseñar una estrategia que proteja tus derechos y el reclamo de tu indemnización.

¿Qué hacer ante un despido? – Motivo de despido, indemnización y Obra Social

Motivo de despido

Existe la posibilidad de que seas despedido con justa causa y que ésta esté detallada en el telegrama de despido, en cuyo caso no tendrías derecho a recibir indemnización. Una “justa causa” podría ser, por ejemplo, la pérdida de confianza, por nombrar alguna, pero tiene que ser lo suficientemente grave como para que no se pueda continuar con la relación laboral. Además, debería existir sanciones previas proporcionales a la falta que se te adjudica. La causa que se alega como propiciante del despido no puede variar una vez enviado el telegrama.

En la práctica, es muy difícil probar que existe un despido por justa causa, por lo que la mayoría de los empleadores elige despedir sin causa y luego indemnizar al trabajador. De esta forma, también, se evitan juicios.

En caso de discriminación, aunque no sea expresa, el despido no es válido. Por ejemplo, en caso de despido luego de que el empleado contraiga una enfermedad grave o por embarazo. En estos casos se recomienda recurrir a un juicio laboral.

Indemnización

La indemnización es el resarcimiento económico que corresponde cuando el despido es sin justa causa o sin notificación escrita correspondiente. Suele incluir:

  • Un sueldo por año trabajado (por ejemplo, para un empleado con 12 años de antigüedad corresponde una indemnización equivalente a 12 sueldos).
  • Un sueldo extra por falta de preaviso (en caso de que el empleador no haya avisado al empleado del despido con antelación).
  • Integración del mes de despido (esto significa que si el despido se efectúa a mitad de mes, se debe abonar el mes completo).
  • Vacaciones proporcionales.

Obra Social y prepagas

Ante un despido, la Obra Social no deja de funcionar automáticamente. Por Ley, seguís teniendo cobertura durante los tres meses posteriores al despido. Recordá que no es lo mismo tener OS que prepaga. En caso de tengas una prepaga, y según el art. 15 de la Ley de Medicina Prepaga, deberás solicitar que mantengan tu plan durante 60 días posteriores al despido. En caso de incumplimiento, deberás dirigirte a la Superintendencia de Servicios de Salud y radicar allí la denuncia correspondiente.

También es importante recordar que, en cualquier caso, tenés un plazo de dos años luego del despido para iniciar un juicio laboral a tu ex empleador.

Esta fue una aproximación general a la Ley 20.744 para que sepas qué hacer ante un despido. Ante cualquier duda no contemplada en nuestro artículo, podés contactarnos por e-mail o por teléfono, estaremos más que dispuestos a ayudarte.

Tal vez te interese

Otras notas sobre Derecho Laboral

Abrir WhatsApp
¿Necesitás asesoría legal?
¡Hola! Envianos tu consulta por WhatsApp

Hacé click en la flecha de abajo para enviar un mensaje automático.